Scouting de Plata: Elche CF

Así les fue en la 2010/11

Un gol. Nada más. Con uno habría bastado. O, bien visto, un gol menos. Una meta a cero. Una con dos goles. O un penalty fallado. Algo tan poco determinante en un campeonato regular, incluso un tanto nimio, habría bastado para que esta historia no se hubiese escrito.

En lugar del Elche hablaríamos hoy del Granada. De un equipo que, en su retorno a la segunda división, rozó el ascenso. Para desgracia ilicitana no fue así. Fueron ellos quienes acariciaron lo que hoy toca -y saborea- el conjunto nazarí.

Pensarán algunos que, por un gol más o por un gol menos, el éxito franjiverde no habría sido tal de haber terminado de otro modo la tensa eliminatoria entre Real Valladolid y alicantinos. O no. Porque, final y polémicas aparte, el Elche habría cumplido con creces sus expectativas, igualmente.

Incluso de haber caído en semifinales del play-off habría sido todo un éxito la campaña ilicitana debido a la regularidad mantenida por los de José Bordalás especialmente en el segundo tramo de campaña, que le sirvió para ser el contendiente por la última plaza de ascenso en disputa a pesar de no contar para prácticamente nadie al iniciarse la temporada.

Destacarían igualmente, además, por la formación de un bloque muy difícil de batir y que ha de luchar esta campaña por repetir, por lo menos, el amago de salto.

 

Qué se espera de ellos

En esta temporada 2011/12 no contarán ya con el factor sorpresa, pero sí con la ventaja de tener un equipo ya formado. Han perdido a varios jugadores de nivel, como el guardameta Jaime, Ripa o David Sánchez, pero han logrado firmar a jugadores de igual o mayor nivel, como son Juan Carlos, Javi Flaño o Perico.

Otros como Luismi Moro (autor de 38 goles en sus dos últimas temporadas en 2ªB), Beranger, Ruper, Jorge Luque o Nickie Bille llegan para aumentar el fondo de armario de un conjunto que además recupera al punta Miguel Linares, uno de los hombres de confianza de Bordalás hasta que se lesionase a mediados de la pasada temporada.

Otro de los esenciales en los esquemas del alicantino, Samuel, ha salido en dirección al Rico Pérez. Al contrario que en los huecos dejados por otros teóricos titulares, no ha llegado ningún hombre que se estime de similares prestaciones. Quizá, con los ya conocidos Etxeita, Héctor Verdés y Pelegrín, tampoco sea necesario, máxime cuando sí ha llegado un secundario que conoce ya la categoría como Paco Borrego.

En el banquillo continúa Bordalás, un técnico cuyo modelo de juego se amolda perfectamente a la segunda división y que es capaz de perpetuar la clave del buen hacer ilicitano la pasada temporada: el bloque. Para ello, la dirección deportiva franjiverde ha puesto en sus manos una plantilla sacrificada y no exenta de calidad. Si demuestra, una vez más, trabajo, entrega y técnica, estarán arriba.

 

Tres tenores

Ángel (Tenerife, 1987). Revulsivo hasta la lesión de Miguel Linares, pasó a ser el punta titular en la segunda mitad de campaña gracias a su trabajo, su calidad y una cualidad en la que hasta ahora no había destacado: el gol.

Después de varias temporadas sin apenas contar con minutos y dos cesiones poco fructíferas, conoció la primera división en el equipo de su casa, el Tenerife. Con él volvió a caer a la segunda división, aunque al hacerlo decidió separar sus caminos del conjunto chicharrero.

Tras hacer dieciséis goles -su temporada más goleadora como profesional- en la temporada 2010/11, parte como teórico titular, aunque la competencia con Nickie Bille y Linares será feroz.

 

Edu Albácar (Tarragona, 1979). Es, por veteranía, garra y calidad, la extensión de Pepe Bordalás sobre el terreno de juego. Con Acciari acostumbrado a ocupar una plaza en el banquillo, casi ya más como ayudante del técnico que como jugador, dirige las operaciones ilicitanas sobre el verde.

A pesar de su veteranía, físicamente es un portento. Galopa por el costado izquierdo durante los noventa minutos y aporta un buen número de goles por campaña, bien en balones colgados al área desde la frontal o bien por su buen golpeo de balón, tanto a balón parado como en dinámico.

La pasada temporada fue, junto a Coke, el mejor lateral de la categoría.

 

Jorge Luque (Córdoba, 1981). Después de dos temporada siendo esencial en los esquemas del equipo de su ciudad natal, Córdoba, sale ahora en dirección a Alicante, donde se encontrará con un entrenador de un perfil y exigencias similares a Lucas Alcaraz, con quien trabajó los dos últimos años.

Centrocampista ofensivo, con capacidad de actuar en la mediapunta, destaca por su manejo de balón y por su llegada a posiciones de gol (hizo tres la pasada temporada). Será pieza básica en los esquemas de Bordalás, por lo menos hasta la recuperación de Generelo, lesionado de larga duración.

 

El fichaje estrella

Perico (Málaga, 1985). Llega a Alicante en su sexta temporada en la segunda división con la intención de que sea la última. Si logra ser constante y le acompaña una pizca de suerte, puede ser de la partida el año próximo en un conjunto de la máxima categoría, ya sea el Elche u otro.

Puede actuar como enganche o escorado a cualquiera de las dos bandas, por lo que ofrecerá múltiples alternativas al juego ofensivo franjiverde, gracias a su habilidad para encarar y surtir de asistencias al punta de turno.

Se impondrá a Miguel Palanca y Jordi Xumetra en la pugna de por la titularidad si, además de la constancia, trabajo y regularidad logra igualar o mejorar los cinco goles hechos el pasado año en la UD Salamanca.

 

El míster: José Bordalás

En el momento justo en que se esperaba el anuncio de su salida -los rumores lo situaban en el Almería-, ¡zas!, fue Bordalás y renovó dos temporadas más su compromiso con el Elche, con su Elche.

No se considera suyo al bloque franjiverde porque sea su primer equipo, sino por haber logrado formar precisamente eso, un bloque. Un equipo que desde su llegada al banquillo del Martínez Valero se viene mostrando como muy difícil de doblegar.

Desde atrás y casi por sorpresa metió a los suyos en el pasado play-off con un modelo de juego que recuerda enormemente al de Lucas Alcaraz y que triunfa en segunda división. Este año se les espera más que el pasado, por plantilla y conceptos adquiridos.

Anuncios